Baloncesto

El Madrid consiguió el billete para la semifinal de la Liga Endesa (81-89), frente a un Gran Canaria que lo procuró, mas se vio superado por la eficiencia blanca en el triple y sus mayores recursos, con Llull, como siempre y en toda circunstancia definitivo en los momentos finales, en un partido donde Tavares pasó prácticamente inadvertido. El Joventut ya le espera en semifinales el martes próximo.

El primer cuarto ya fue de Joventut. Pau Ribas ejercitó de speaker, anunció que proseguirá la próxima temporada, y la grada se vino arriba. Mas el primero en anotar, a los 5 segundos, fue Rokas Giedraitis. Y eso que el salto entre dos lo había ganado ante Tomic. Cuando había transcurrido medio minuto, Kyle Guy logró su primer triple. Mas es que Feliz, Vives y Brodziansky le acompañaron para cerrar el cuarto con 5/9 desde esa distancia.

El Valencia Basket no pudo asaltar el Palau y se queda sin red en la ACB. La serie de cuartos viaja a la Fonteta con 1-0 con lo que el viernes, los taronja están obLigados a ganar si no desean que acabe la época. Si consigue ganar, el último día de la semana se va a decidir el semifinalista en Barcelona. Mirotic, con 27 puntos incluyendo 7 triples, lideró el despegue de su equipo en el tercer cuarto que resultó ser definitivo. Desde el 61-50, el Valencia Basket ya no pudo ponerse jamás por delante (solo estuvo arriba 3 minutos en el partido). Si bien recortó en el último cuarto (69-62) un arreón del Barça (81-65) sentenció el 1-0.
Una sinfonía de baloncesto en el Santiago Martín le dejó al Unicaja pegarle un directo a la quijada al Lenovo Tenerife. Una exhibición para los anales de esta temporada imborrable (59-72) del equipo malagueño que hay que rematar este jueves en el Martín Carpena. La máquina de Ibon Navarro desplegó su vuelo alado en la complicadísima pista canaria. Desde la pizarra del técnico vasco, magistral, hasta la ejecución de sus jugadores, que le hurtaron al ánima e hicieron parecer un equipo vulgar al espléndido combinado que adiestra Txus Vidorreta.